Receta de albóndigas de pavo y pollo
Preparación: 15 min
Cocinado: 25 min
Reposo: 30 min
Listo en: 1 hr y 10 min

En esta ocasión quiero compartir una deliciosa receta de albóndigas de pavo y pollo, un plato bien sabroso con el que sorprenderás a todos los comensales. Y además si quieres, puedes complementarlas con una guarnición de patatas gajo para tener como resultado el plato fuerte de la comida.

Receta de albóndigas de pavo y pollo

Ingredientes para 4 personas

  • 750 gr de carne picada mixta de pavo y pollo
  • 4 dientes de ajo
  • 4 cucharaditas de perejil
  • 1 huevo batido
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • ½ cebolla picada
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vasito de leche
  • 2 cucharaditas de pimentón
  • Harina de trigo
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo hacer unas albóndigas de pavo y pollo

1Lo primero que haremos será condimentar la carne, para ello la ponemos toda dentro de un bol amplio y sazonamos con sal a nuestro gusto. A continuación añadimos el huevo batido. Por otra parte, en un mortero metemos 2 dientes de ajo junto con 2 cucharaditas de perejil fresco troceado, lo machacamos hasta que quede bien triturado y lo incorporamos a la carne.

2Vertimos la leche en el bol y agregamos también el pan rallado. Ahora mezclamos con un tenedor o con las propias manos hasta que los ingredientes queden muy bien integrados. Seguidamente vamos a tapar el bol con papel film transparente y lo meteremos durante 30 minutos en el frigorífico.

3Pasado el tiempo de reposo comenzaremos a formar las albóndigas, para ello cogemos porciones de carne mas o menos del mismo tamaño y las vamos dando forma con las palmas de las manos. A medida que vayamos haciendo las bolas, las iremos pasando por harina y cuando estén bien rebozadas, las sacudiremos un poco sobre el plato para quitarles el exceso de harina. Luego las iremos reservando.

4Cuando tengamos todas las albóndigas rebozadas en harina, calentamos una sartén con abundante aceite de oliva a fuego fuerte. En el momento que coja temperatura, pondremos a freír nuestras albóndigas y las iremos dando la vuelta para que se frían por todas partes. No es necesario que se hagan mucho, únicamente con que cojan color es suficiente.

5Una vez que veamos que están doraditas, las sacaremos y reservamos en un plato con papel absorbente para quitarle todo el exceso de aceite. Ahora comenzaremos a preparar la salsa, para ello, haremos otro majado con los otros 2 ajos y otras 2 cucharaditas de perejil. Cuando el ajo esté bien machacado, añadimos parte del vaso de vino en el mortero, removemos y reservamos para más adelante.

6A continuación ponemos una cazuela al fuego y ponemos 6 o 7 cucharadas del aceite con el que freímos las albóndigas anteriormente. Cuando el aceite esté caliente, añadimos la cebolla picada y rehogamos hasta que se poche. Llegados a este punto, incorporamos 2 cucharaditas de harina para que espese la salsa y el pimentón dulce o picante para darle color y sabor.

7Mezclamos y cocinamos unos instantes la harina y el pimentón para quitarles el sabor a crudo, pero procurando que no se nos queme. Seguidamente añadimos el majado de ajo y perejil con el vino que añadimos y el resto de vino que nos quedó en el vaso. Cocinamos durante 2-3 minutos para que se evapore el alcohol.

8Ahora añadimos un vaso de agua y removemos un poco para deshacer los grumos que pudieran quedar. Una vez que la salsa quede libre de grumos y algo espesa, agregamos una pizca de sal. Seguidamente ponemos todas las albóndigas en la cazuela y las colocamos de forma que no queden amontonadas.

9Agregamos agua hasta cubrir las albóndigas las dejamos que se cocinen a fuego medio-alto unos 15 minutos aproximadamente o hasta que la salsa se haya reducido a la mitad y removeremos de vez en cuando. En el momento en que la salsa haya espesado a nuestro gusto, probamos de sal por si hay que rectificar y retiramos del fuego.

10Por último solo queda servir nuestras albóndigas de pavo y pollo directamente a la mesa. Puedes servirlas solas o acompañarlas con una guarnición de patatas fritas y un poquito de pan para mojar la salsa porque están para chuparse los dedos. Buen provecho!!

Actualizada el 25 febrero, 2019
Compartir