Receta de pastel de galletas oreo y fresas
Preparación: 20 min
Refrigerado: 3 hr
Listo en: 3 hr y 20 min

¿Te gustan las tartas y los pasteles? Pues si te gustan tanto como a mi, seguro que esta receta de pastel de galletas oreo te va a encantar. En realidad entra dentro de la categoría de cheesecakes fríos, por lo que es perfecto para finalizar una comida o simplemente darte el gusto de comer algo dulce cuando tienes un antojo.

Para preparar este rico pastel no vamos a necesitar tantos ingredientes como en otros más complejos y la facilidad con la que lo haremos es una de sus ventajas. Por lo tanto, si quieres un pastel rico y fácil de hacer, solo tienes que continuar leyendo esta receta y ponerte en la cocina para empezar a prepararlo. Ánimo!!

Receta de pastel de galletas oreo y fresas

Ingredientes

  • 200 gr de queso crema light
  • 1 taza de crema
  • 8 fresas
  • ½ lata de leche condensada
  • 100 gr de mantequilla
  • 100 ml de leche
  • 1 bote de nata montada
  • 14 galletas oreo
  • 5 cucharadas de agua fría
  • 2 cucharadas de grenetina natural
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1 cucharadita de vainilla

Cómo hacer un pastel de galletas oreo y fresas

1Empezamos por separar las cada galleta oreo con el fin de recoger todo el relleno y lo reservamos. Luego vamos a triturar bien las galletas una vez les hayamos quitado el relleno. Después agregamos las galletas molidas a un bol y añadimos también la mantequilla previamente derretida y completamente líquida.

2Mezclamos bien la mantequilla con las galletas trituradas hasta formar una especie de pasta homogénea. Ahora extendemos la mezcla en un molde para pay y aplanamos bien con una paleta formando lo que será la base de nuestro pastel.

3Seguidamente en el agua fría vamos a disolver la grenetina y reservamos. Licuamos la leche condensada junto con el queso crema, el jugo de limón, la leche, la vainilla y la crema. Una vez licuado agregamos el relleno que habíamos reservado de las galletas en un principio.

4Calentamos la grenetina que está mezclada con el agua y lo incorporamos a la mezcla anterior. Licuamos todo junto hasta que quede una mezcla cremosa. Rellenamos el molde con esta mezcla sobre la capa de galleta y metemos al frigorífico durante 2-3 horas para que se refrigere.

5Pasado ese tiempo, ya podemos disfrutar de nuestro pastel, pero antes, decoramos con nata montada la superficie del pastel y le ponemos unas fresas limpias partidas por la mitad. Ahora lo servimos directamente a la mesa para saborear esta delicia con toda la familia.

Actualizada el 25 enero, 2019
Compartir