Risotto de calabaza


Receta de risotto de calabaza
Preparación: 15 min
Cocinado: 30 min
Listo en: 45 min

Esta es otra de esas recetas de risottos que tengo entre mis preferidas, pues los contrastes de sabores que tiene este risotto me encanta. La combinación de arroz, calabaza y queso es espectacular y por eso, quiero compartir esta receta contigo.

Partiendo de la base de que un risotto perfecto tiene que quedar bien cocinado y a la vez cremoso y meloso, vamos a preparar paso a paso este risotto de calabaza que seguro gustará a todos los comensales. Así que vamos a ponernos manos a la obra en nuestra cocina y comenzamos!!


Receta de risotto de calabaza

Ingredientes para 2 personas

  • 160 gr de arroz
  • 220 gr de calabaza
  • 1 cebolla
  • 1 vaso de vino blanco
  • ½ litro de caldo de verduras
  • 40 gr de queso parmesano rallado
  • ½ cucharada de mantequilla
  • Perejil
  • Pimienta
  • Sal

El caldo de verdura se puede adquirir en los supermercados, pero yo te aconsejo que hagas el caldo casero siguiendo los pasos de esta receta: Receta de caldo de verduras casero.


Cómo hacer un risotto de calabaza

  1. Lo primero que tenemos que hacer es pelar la calabaza y cortarla en daditos no muy grandes, después la reservamos para más adelante. Ahora ponemos la mantequilla dentro de una olla y la ponemos a calentar al fuego. Mientras la mantequilla se va derritiendo, pelamos la cebolla y la picamos lo más pequeño que podamos.
  2. la cebolla en la mantequilla a fuego medio hasta que comience a trasparentar. Añadimos los trocitos de calabaza y el arroz, salpimentamos y seguidamente vertimos el vino blanco, removemos y cocinamos durante 3 minutos sin dejar de remover para que el alcohol se evapore.
  3. Ahora viene el paso más importante en la preparación de cualquier risotto. Es fundamental que llegados a este punto, tengamos listo el caldo de verduras (también se puede utilizar caldo de pollo). Además tiene que estar muy caliente o incluso hirviendo, para que al momento de añadirlo no rompa la cocción del arroz.
  4. Vertimos una cuarta parte del caldo bien caliente sobre el arroz, removemos de vez en cuando hasta que veamos que se queda sin caldo. Entonces añadiremos otra cuarta parte del caldo y continuamos la cocción removiendo de vez en cuando para evitar que el arroz se quede pegado en el fondo.
  5. Cuando el arroz necesite más líquido, vertimos otro cuarto de caldo y volvemos a hacer el mismo procedimiento cuando el arroz nos pida más caldo. Si se nos acaba el caldo de verdura y el arroz aún está un poco duro, podemos añadir un poco de agua, pero recuerda que tiene que estar hirviendo para no romper la cocción.
  6. Si seguimos estos pasos, nos quedará un risotto espectacular. El truco está en ir añadiendo caldo a medida que el arroz nos lo pide. Una vez el arroz haya quedado al dende o lo que es lo mismo, en su punto, retiramos el risotto del fuego, agregamos el queso parmesano y removemos un poco para que se derrita mientras se va mezclando. Luego emplatamos, decoramos si lo deseamos con un poquito de perejil y servimos directamente a la mesa. Espectacular!!
No me gustaNo me convenceEstá bienMe gusta muchoDe rechupete!!
Nota: 4,00/5 (1 votos)
Valora esta receta

Si te gusta comparte!