Frikadellen, receta tradicional de unas albóndigas alemanas muy ricas

231

Las frikadellen son unas albóndigas de carne muy populares en Alemania, donde es tradición reunirse con los amigos y comerlas acompañadas de unas cañas de cerveza y una ración de patatas fritas, sobre todo en la celebración del Oktoberfest, en el que decenas de miles de jóvenes disfrutan comiendo este manjar.

Generalmente, para hacer las frikadellen se utiliza carne picada mixta, pero también se pueden preparar sólo con carne picada de ternera, de cerdo o incluso de cordero, eso ya es cuestión de gustos.

En realidad, estas albóndigas son muy sencillas de preparar y no son tan diferentes de las que conocemos habitualmente, lo único que cambia es que no se hacen en salsa y además, se fríen con mantequilla para que queden mucho más jugosas.

Receta alemana de Frikadellen

Información de la receta

  • Raciones: 4 personas
  • Calorías por ración (kcal): 561
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
  • Tiempo de cocinado: 20 minutos
  • Tiempo total: 35 minutos
  • Tipo de cocina: Alemana
  • Categoría: Carnes

Ingredientes necesarios

  • 250 gr de carne picada de ternera
  • 250 gr de carne picada de cerdo
  • 2 rebanadas de pan del día anterior
  • 1 cebolla
  • 2 huevos
  • 100 ml de agua caliente
  • 2½ cucharadas de mantequilla
  • 1 puñado de perejil fresco picado
  • ½ cucharadita de mejorana (opcional)
  • ½ cucharadita de pimentón dulce
  • Pimienta
  • Sal

Preparación

Comenzamos vertiendo el agua caliente en un bol y añadimos las rebanadas de pan. Dejamos en remojo mientras continuamos con la preparación.

Pelamos la cebolla y seguidamente, la picamos muy bien y luego calentamos una sartén a fuego medio, añadimos media cucharada de mantequilla y cuando se derrita, sofreímos la cebolla picadita durante 4-5 minutos hasta que se reblandezca.

Traspasamos la cebolla a un bol, junto con la carne picada y el perejil previamente lavado y picado finamente. Escurrimos el pan apretando con las manos para eliminar el agua y lo añadimos al bol. Agregamos los huevos, el pimentón dulce, la mejorana y salpimentamos al gusto.

Mezclamos todo bien hasta obtener una mezcla homogénea y seguidamente, con las manos humedecidas, formamos unas albóndigas de un tamaño similar a la de una pelota de ping pong.

Calentamos dos cucharadas de mantequilla en una sartén a fuego medio y cuando se haya derretido y esté caliente, freímos las albóndigas alemanas por todos los lados hasta que estén hechas por dentro y doraditas por fuera. Ahora ya tenemos listas nuestras frikadellen para emplatar y servir a la mesa. Buen provecho!!

Presentación del Frikadellen
Frikadellen.

Con qué acompañar las Frikadellen

En Alemania es habitual acompañar las Frikadellen con una ensalada de col o un puré de patata. A mi personalmente me gusta servirlas con una ración de patatas con alioli o unas papas al ajo y limón, aunque también te puedo decir, que metidas entre pan y pan formando un bocadillo, también ¡están muy ricas!

Y por supuesto, no puede faltar una buena cerveza bien fresquita que acompañe estas deliciosas albóndigas alemanas.

Otras recetas de albóndigas que te recomiendo

Si disfrutas de la carne y quieres probar nuevas recetas, te recomiendo la de Albóndigas en salsa de cerveza, una receta de la abuela fácil de hacer y resultona.

Por otro lado, te puedo sugerir las Albóndigas con guisantes de toda la vida. Una receta que con el paso de los años no ha cambiado nada, y eso es porque así tal cual es perfecta.

Y por último, si te gusta mojar pan tanto como a mí, tienes las Albóndigas con salsa de tomate, las cuales no hay duda de que son las preferidas de los niños, las devoran en un abrir y cerrar de ojos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × uno =

Close
© Copyright 2022 Recetinas.com
Close