Cozonac

El cozonac es un pan dulce rumano muy tierno y relleno de cacao y nueces. Una receta fácil aunque algo laboriosa que merece la pena probar. Especialmente indicado para ocasiones especiales.

Cozonac rumano

El cozonac es un pan dulce tradicional que es popular en la cocina rumana y se suele servir en ocasiones especiales como Semana Santa y Navidad. La preparación del cozonac implica la elaboración de una masa con una combinación de ingredientes como harina, leche tibia, azúcar, levadura fresca, yemas de huevo, mantequilla y sal. Luego, se amasa y se deja crecer y posteriormente, se rellena con una mezcla de cacao en polvo, nueces y claras de huevo, y por último se enrolla en forma de rulo entrelazado y se hornea.

Este pan dulce tiene un simbolismo y un significado importante en la cultura rumana, pues es una de las elaboraciones que se prepara para las celebraciones especiales, como Navidad y Pascua. La preparación del cozonac es una tradición ancestral que se ha transmitido de generación en generación en las familias rumanas. Es una forma de conectarse con la herencia cultural de cada uno y celebrar la importancia de la familia y la comunidad, de hecho, es tradición durante la Pascua, colocar el cozonac en una canasta junto con otros alimentos tradicionales y llevarlo a la iglesia para ser bendecido.

Si bien la receta básica del cozonac sigue siendo la misma, existen variaciones y diferencias en cuanto a la preparación del pan en las distintas regiones de Rumanía. Algunas recetas pueden incluir ingredientes adicionales como nueces, pasas o cacao en polvo, dando como resultado su propio toque de sabor y textura.

En mi caso, tengo cierta «adicción» a probar todo tipo de panes, bollos y dulces, como es el caso de el Shokupan, un pan de molde japonés muy tierno, el tradicional panettone de chocolate italiano que es estupendo para acompañar el café matutino, la trenza de brioche que ya vimos la semana pasada, la Coca de Sant Joan popular de Cataluña, o incluso, el roscón de Reyes que hasta me lo preparo para darme un caprichito en pleno mes de julio.

Información de la receta

  • Raciones: 6 personas
  • Calorías por ración (kcal): 433
  • Tiempo de preparación: 35 minutos
  • Tiempo de reposo: 12 horas
  • Tiempo de cocinado: 45 minutos
  • Tiempo total: 13 horas y 20 minutos
  • Tipo de cocina: rumana
  • Categoría: postre

Ingredientes del cozonac rumano

  • 400 gr de harina de fuerza
  • 170 ml de leche tibia
  • 80 gr de mantequilla
  • 60 gr de azúcar
  • 20 gr de levadura fresca
  • 3 yemas de huevo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de miel
  • 1 cucharadita de ron
  • Ralladura de una naranja
  • Aceite de oliva
  • Sal

Para el relleno:

  • 160 gr de nueces picadas
  • 120 gr de azúcar moreno
  • 30 gr de cacao en polvo
  • 2 claras de huevo

Para pincelar:

  • 1 yema de huevo
  • 3 cucharadas de leche

Cómo preparar cozonac

Comenzamos disolviendo la levadura fresca en la leche tibia y dejamos reposar durante 15 minutos. Mientras tanto, en un bol colocamos la harina previamente tamizada. el azúcar, las yemas de huevo, una pizca de sal, la esencia de vainilla, la ralladura de naranja, el ron y la miel.

Transcurrido el tiempo de reposo de la levadura, la vertemos en el bol y mezclamos todos los ingredientes hasta formar una masa. Incorporamos poco a poco la mantequilla a temperatura ambiente mientras continuamos amasando durante 10 minutos, hasta conseguir una masa de textura suave y elástica. Este proceso se puede realizar a mano, pero te recomiendo utilizar una amasadora como la que te muestro al final de esta receta.

Volcamos la masa sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada, y continuamos amasando suavemente durante un par de minutos más, formamos una bola y la colocamos en un bol previamente engrasado con un podo de aceite de oliva.

Cubrimos con un paño de cocina o film transparente y dejamos reposar durante una hora a temperatura ambiente. Seguidamente, introducimos la masa en el frigorífico durante toda una noche.

Al día siguiente, volcamos la masa sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada y con la ayuda de un rodillo, la extendemos dando forma de rectángulo de unos 50×40 cm.

Introducimos los ingredientes para el relleno en un recipiente y mezclamos bien hasta obtener una especie de pasta homogénea.

Vertemos la mezcla sobre la masa y la extendemos dejando un par de centímetros de los bordes sin cubrir. Comenzamos a enrollar por el lado más largo y hasta dejar la masa con forma de rulo. Doblamos por la mitad y entrelazamos la masa.

Seguidamente la colocamos en un molde rectangular, al que previamente habremos engrasado con un poco de mantequilla y espolvoreado un poquito de harina.

Pincelamos con una mezcla de yema de huevo y leche toda la superficie, y horneamos durante 40-45 minutos con el horno precalentado a 170º C. Transcurridos los primeros 10 minutos de horneado, cubriremos nuestro cozonac con papel de aluminio para evitar que termine dorándose en exceso.

Cumplido en tiempo de horneado, el cozonac rumano estará listo para sacarlo del horno, desmoldarlo con cuidado y colocarlo sobre una rejilla hasta que se enfríe completamente a temperatura ambiente.

Cozonac
Cozonac rumano.

Vídeo de la receta

Utensilios recomendados para esta receta

El cozonac rumano tiene una miga con una textura suave y esponjosa, lo cual se consigue mediante un amasado largo y que puede resultar algo cansado. Para hacerlo mucho más sencillo y que el resultado sea perfecto, te recomiendo una amasadora como la que te muestro a continuación.

No se han encontrado productos.

Los precios de los productos publicados han sido actualizados el 20/06/2024.


5,00/5 de 1 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *